Blog

Blackbass V/S Rapala

El embalse de Almaraz pertenece a la cuenca del Tajo, son aguas calientes todo el año debido a la refrigeración necesaria para la central nuclear de Almaraz que allí se encuentra. Este factor, hace del embalse un paraíso para la pesca del Blackbass en invierno, ofreciendo vegetación, aguas templadas todo el año que favorecen su constante actividad y una fauna y flora inigualables. Por lo tanto, tenemos un paraíso para la pesca del bass en invierno, lugar de entrenamiento en donde podremos ir calentando motores para la prefreza en otros lugares.

En sus aguas nos encontramos con carpas, barbos, blackbass y a la caída de la presa podemos capturar incluso algún siluro. Son aguas propicias para los campeonatos de coup e inglesa, pues la media de los ciprínidos suele cuadrar con estas modalidades de pesca. Resulta divertido acudir en pleno mes de enero y capturar en un día 30 o cuarenta barbos y carpas, algo inimaginable en otros lugares en fechas invernales.

Sus aguas son oscuras, permitiéndonos dejar volar nuestra imaginación a la hora de utilizar señuelos de color fantasía, como colores fluro que llamen la atención con movimientos erráticos que proporcionan buenas capturas. Para los más resabiados, suelo reservar los colores naturales y discretos. Hay días que incluso podemos pescarlos en superficie con paseantes y buenas imitaciones de alburnos.

Actualmente, utilizo estas aguas como taller de prueba  de señuelos para quitarme el mono y mantenerme activo, pues ya sabréis que para unos pocos locos, la pesca es una droga sin la que no podemos vivir. No siempre funcionan todos los señuelos de la misma forma ni en las mismas zonas, ya se sabe como son estos “diablos de agua verde” y cuando dicen que no quieren una cosa, es difícil hacerles entrar en razón. Pero si es cierto que hay unos señuelos concretos que me han dado resultados letales en estas aguas y que siempre llevo en mi caja de señuelos.

En una de las fotos, podéis ver el X Rap de Rapala de color HH o naranja fluro, es un señuelo rompedor, pues consigue un áurea naranja alrededor del señuelo debido a las aguas oscuras. Presenta un movimiento natural y provoca picadas terroríficas en los parones que le damos mientras trabajamos el señuelo.

En segundo lugar tenemos el Sunfish de Storm, o lo que viene siendo la imitación de percasol. Es de criticar a todas las marcas de pesca, el hecho de no esmerarse en hacer una imitación super realista de tres cosas : Percasol, cangrejo y alburno. No creo que sea tan difícil y nos ahorraría muchos esfuerzos a los pescadores y quebraderos de cabeza en qué color tamaño y peso pongo ahora…

Volviendo al Sunfish de Storm, es un señuelo que imita casi fielmente a un pez pasto que puebla casi todas nuestras aguas, presenta un peso más que considerable para lanzar largas distancias y un movimiento con su rechoncha cola, muy atractivo para los depredadores.

Por último, los Crakin´Rap  de Rapala en colores SD y BRBN. Dos señuelos con mucha vibración para trabajar aguas superficiales que nos permiten barrer mucho terreno en poco tiempo con el fin de localizar los nidos de bases.

 

Artículo realizado por: Eduardo Zancada

Share

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Campos obligatorios marcados con asterisco (*)

*