La pesca de la trucha al lanzado ligero es una modalidad excitante, que está al alcance de cualquier pescador que disponga de los complementos y accesorios indicados y que tenga acceso a la multitud de masas de agua en donde las truchas habitan.

La pesca de la trucha a spinning, la podríamos dividir en tres sub modalidades distintas, dependiendo de qué tipo de señuelo se vaya a utilizar.

Básicamente, la pesca al lanzado de salmónidos, comenzó con el señuelo universal, la cucharilla giratoria, que probablemente haya sido, y aún lo sea, el señuelo más utilizado a lo largo del tiempo.

Entonces tenemos tres opciones, la pesca con señuelos giratorios y ondulantes, cucharillas y cucharas. La pesca con peces artificiales, duros o blandos. La pesca con mosca y flotador lastrado, denominada, pesca a mosca con Buldo.

Para estas tres maneras de pescar, indistintamente necesitamos tener un carrete de bobina fija, una caña de entre 1,50m y algo más de tres metros y una línea de diámetro y resistencia acorde con el escenario y los peces que perseguimos.

Con cualquiera de estos tres métodos, podemos pescar en algún momento una buena trucha, pero indiscutiblemente, una trucha gigante, estará mucho más tiempo predispuesta a atacar un pez artificial duro bien manejado, que cualquiera del resto de señuelos.

 

Y amigos, dentro de este tipo de señuelos, sin duda alguna, hay uno que se lleva la palma y el palmarés, desde hace más de cien años hasta la actualidad, hablar de Rapala es sin duda sinónimo de capturas de salmónidos gigantes y por supuesto de grandes truchas en todo el Mundo.

Las truchas gigantes, con grandes bocas, hay que buscarlas en los tramos medios y bajos de los ríos trucheros y por supuesto en los lagos y embalses habitados por estos peces.

Es en estas zonas, donde encuentran su alimento preferido, los pequeños alevines de otras especies, con los que llenan sus estómagos con mucho menos esfuerzo, que ingiriendo minúsculos insectos de todo tipo. Las grandes truchas, son ante todo, grandes depredadoras en su medio y absolutamente ictiófagas e incluso caníbales.

Así que si buscamos grandes truchas, deberemos prospectar las masas de agua con las siguientes características: Zonas medias y bajas de ríos trucheros con abundantes pozos profundos y corrientes lentas, con presencia de abundantes especies de peces pasto y zonas de refugio con coberturas poco accesibles. Lagos y embalses ubicados en cursos de ríos trucheros, con cotas de altitud de entre 400 y 1500 metros, de pendiendo de la zona geográfica donde se ubiquen.

En este tipo de aguas, las truchas no tienen que mover sus colas constantemente a contracorriente gastando energía, disponen de un volumen de agua infinitamente más grande para su ocultación y como territorio de caza y lo más importante, disponen de una cantidad de alimento mucho más importante, lo que revierte indiscutiblemente en un crecimiento rápido y en los tamaños que pueden llegar a alcanzar.

En las aguas embalsadas o en los lagos naturales, las zonas calientes se encuentran generalmente en las proximidades de los cursos de agua que hacen el aporte a las mismas, ya sean los ríos principales o los arroyos tributarios, donde el aporte de comida es siempre mayor, sobre todo por encontrar allí cardúmenes de peces pequeños que buscan su alimento cerca de estas desembocaduras.

Una vez localizadas las zonas de pesca y constatado que pueden albergar grandes ejemplares de trucha, ya tenemos un buen porcentaje del trabajo hecho.

Ahora nos queda definir el equipo de pesca, siempre en función del escenario elegido y si vamos a pescar desde orilla o desde embarcación, si este escenario es un lago o embalse.

El conjunto del equipo de caña, carrete, línea de pesca y señuelo debe ser casi un binomio perfecto, de ligereza, equilibrio y manejabilidad. A lo largo de una jornada de pesca detrás de las grandes truchas, se realizan miles y miles de lanzados, si el equipo no es el adecuado, puede que después de varias horas de pesca estemos completamente agotados y desmoralizados. Esto es sin duda lo peor que nos puede pasar, pues indefectiblemente lo más importante en este tipo de pesca es la absoluta constancia y atención, lanzado tras lanzado, desde el primero hasta el último.

Para pescar en ríos, o en aguas embalsadas desde orilla, sería recomendable utilizar cañas de acción media, con capacidad de lanzado desde 5 hasta 25 gramos y con una longitud que oscile entre los 2,10 metros y los 2,70 metros, ligera, armada con anillas de calidad y equilibrada.

Para pescar desde una embarcación, dependiendo del tipo de escenario, con coberturas de todo tipo o sin ellas, sería recomendable utilizar cañas con las mismas acciones que las mencionadas anteriormente, pero con medidas entre los 1,8 metros y los 2,10 metros, que son idóneas para ser utilizadas con comodidad en el barco.

Los carretes deberían ser de bobina fija, con ratios de recuperación mínima de 5 vueltas de pick-up, por cada vuelta de manivela, de tamaños 2500 o 3000, con capacidad de bobina suficiente para albergar al menos 150 metros de línea de 0,22mm de diámetro.

Si se utilizan líneas trenzadas, es muy recomendable poner un terminal de fluorocarbono, entre esta y el señuelo, de al menos la mitad de la longitud de la caña utilizada, sobre todo si pescamos en las aguas cristalinas de un lago.

La marca Shimano, ofrece una extensa gama de cañas y carretes, de calidad totalmente contrastada, adecuados para estos tipos de pesca. Así mismo, la marca de líneas de pesca Sufix, complementa a la perfección estos equipos, ya decidamos pescar con monofilamentos, trenzados o fluorocarbono.

Hay una recomendación muy importante a tener en cuenta: No sobrepasar jamás el límite de los 500 gramos de peso en el conjunto de caña, carrete y línea, aunque lo realmente ideal es que este peso medio oscilara siempre por debajo de los 400 gramos.

Le toca el turno a los señuelos, que en realidad son los máximos responsables finales de llevar una trucha gigante hasta nuestras manos.

Rapala, Rapala y Rapala. ¿Por qué esa fijación en esta marca de señuelos?

Porque indiscutiblemente son los peces artificiales que más salmónidos han capturado y capturan a lo largo y ancho del Planeta.

La firma Rapala, tiene una experiencia en el diseño y fabricación de señuelos de pesca, avalada por más de cien años de presencia en el mercado y por el enorme número de records IGFA acaparados durante este periodo.

Pescar con un rapala, es pescar con un trocito de esa experiencia, convertido en un arte de pesca tremendamente eficaz.

De entre todos estos señuelos, hay uno que destaca sobre el resto por su eficacia con las truchas gigantes, el CountDown.

Utilizar este señuelo, es sinónimo de altas probabilidades de éxito ante las truchas gigantes españolas.

Los tamaños recomendables estarían entre los de 5 centímetros y los 9 centímetros, los colores, dependiendo del tipo de aguas y de los peces pasto que las habiten, siempre habrá un color adecuado en la gama Rapala.

No dejéis de probar también el nuevo Scatter Rap Coundow, estoy sorprendido de la acción que tienen gracias a su super- babero y de los resultados que estoy obteniendo con ellos.

Por último, si ya nos encontramos frente a frente con estos maravillosos peces, en el escenario adecuado y con el equipo y el señuelo correcto, no nos olvidemos de una cuestión muy importante: Las truchas gigantes han adquirido su tamaño por varios motivos, por habitar en masas de agua inaccesibles de gran volumen, por haberse hecho tremendamente cautelosas al haber vencido a otros pescadores o simplemente por tener hábitos distintos de alimentación que el resto de sus congéneres más pequeñas, pero sobre todo, de lo que nos tenemos que mentalizar, es que son tremendamente escasas y que su pesca sin duda será en algunos momentos un calvario de desengaños, bolos y desesperación, hasta que por fin, en un mágico instante una de ellas se decida a morder vuestro engaño y entonces, con seguridad, olvidaréis todo lo anteriormente acontecido y ese momento perdurará en vuestra memoria para siempre.

Buena pesca amigos…….

 

 

Luis Enrique Serrano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.