Que en los tiempos que corren algunos jóvenes se advengan al mundo de la pesca deportiva podría parecer raro, pero esto lejos de ser verdad, ocurre con bastante frecuencia, siempre que algunos de sus mayores, hayan sido capaces de transmitirles algo de lo que significa y representa ser pescador. Por eso, cada vez más frecuentemente, me gusta más salir con las nuevas generaciones de pescadores, e intentar enseñarlos algo de mis modestos conocimientos adquiridos a lo largo de décadas pescando.

De esta forma, cada salida de pesca con ellos, representa una nueva aventura, donde se cruzan sus ideas y las mías, sus pensamientos con los míos y sus sueños de hacer realidad la posible captura de un gran ejemplar, con los míos que siguen todavía detrás de ese pez hasta el infinito.

Todas estas cuestiones me hacen reflexionar. ¿Qué significa en realidad ser pescador? Creo que he encontrado al menos mi respuesta. Ser pescador, es ser un perseguidor de sueños y de ilusiones, que disfruta del antes, vive del momento y descansa  después sereno,  de los vívidos recuerdos de pesca que en su mente almacena.

Esperemos que las generaciones futuras tengan siempre un pequeño rincón, donde poder seguir soñando con la ilusión de pescar un pez.

Todos los lucios de etas fotos fueron devueltos en perfecto estado a su medio natural, excepto uno, el más grande,  que después de capturado y a la hora de la foto, decidió mediante violentos coletazos y contorsiones volver por sí mismo al agua, zafándose del abrazo de uno de los pescadores, e incluso ganando la lucha dentro del agua cuando este mismo pescador decidió ir tras él en su líquido elemento. Sin duda, este lucio de más de un metro de longitud, se ganó a pulso su libertad y desde luego no le gustó mucho la idea del retrato para la posteridad. Sirvan estas líneas de agradecimiento a los compañeros de pesca (Omar, Abel, Luis Alberto y Toño), que me acompañaron en esta inolvidable jornada  invernal de lucios en García de Sola.

Luis Enrique Serrano

2 Respuestas

  1. omar

    espectacular dia en el garcia sola ,despues de 3 horas de viaje merecio la pena,y mas ver a mi amigo en el agua pelendo con el lucio grande,espero repetirlo un saludo

    Responder
  2. Luis Enrique

    Claro que si Omar, sin duda lo repetiremos, estos son realmente los momentos que nos dejan algo en la vida de verdad.
    Saludos

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.