Dicen que los carpistas se pasan la vida persiguiendo la captura de grandes carpas, pero en realidad no se dan cuenta de que no son carpas lo que persiguen. La modalidad, filosofía y la forma de vida, aunque sea simplemente cuando acuden a las orillas de un embalse o río, son los fundamentos que inspiran la verdadera esencia del carpfishig. Puede que después de una fría y dura sesión, soportando las inclemencias meteorológicas, regresemos a nuestro hogar sin una sola captura, desanimados, tristes, pero más fuertes, pensando en la siguiente jugada y más conscientes que nunca de la modalidad que practicamos, repleta de altibajos, de éxitos y fracasos. Destacando que nadie está exento del “bolo” no podemos olvidar que resulta ser un elemento imprescindible en la modalidad de carpfishing, dado que si alguien no lo llegó a conocer nunca, estoy convencido que pronto colgó las cañas.

CARP TEC

Son fechas de invierno crudo, aguas frías, viento y nieve. Los más atrevidos persisten en las orillas en estas fechas, o los que tienen el privilegio de poder disfrutar de tiempo libre, sin embargo y a pesar de poder conseguir en estos meses invernales un excelente record, todo se encuentra ralentizado y las picadas son tímidas y lentas en muchas ocasiones. Dos de los escasos factores que juegan a nuestro favor, son el hecho de que los más grandes ciprínidos tengan mayor actividad que los pequeños y una necesidad casi constante de alimentarse. Por otro lado, hay que destacar que son fechas en las que podemos enfrentarnos a escenarios límite con éxito, en cuanto a obstáculos sumergidos se refiere, pudiendo cobrar aquellas capturas que en el resto del año son imposibles de frenar por su potencia y actividad corporal, finalizando en muchas ocasiones la batalla con el aparejo incrustado entre los matorrales, árboles o piedras sumergidas. Podremos por tanto incrementar el riesgo, situando con más tranquilizad y confianza nuestras posturas cerca de aquellos obstáculos que casi nos garantizan la picada, pues no opondrán las capturas tanta resistencia en la clavada ni en la lucha, pudiendo recuperar el pez con mayor facilidad, alejándolo así de la maleza que tantos disgustos y alegrías nos suele aportar.

Me resulta extraño como cada vez que huelo un Dip de piña y banana me vienen miles de recuerdos a la cabeza. Infinidad de sesiones, multitud de capturas logradas con la banana… y es que son tantas las alegrías que este cebo me ha dado, que no puedo permitir que pase un día más sin hacer un homenaje al Pineapple & Banana. Ya en mis inicios del carpfishing comencé probando diferente sabores, permaneciendo en mis cajas con posterioridad la Banana por los resultados que obtenía. No sé si lo hacía por manía, porque era el sabor que mejor me olía o simplemente porque era el sabor favorito de uno de los amigos que me introdujo en esta modalidad. Con posterioridad llegó la Piña, unos dip que daban ganas de bebérselos, un color similar al de la banana pero con más fuerza y unos resultados parecidos (el mismo éxito) en acción de pesca que los que obtenía con la banana. Uno de mis records personales en la Comunidad de Madrid lo logré una noche fría de marzo, con un snowman de banana y piña, un boilie fondante de 20mm de banana y un pop-up de 15mm de piña. Fue a partir de entonces cuando no dudé en utilizar directamente los dos sabores fusionados, el Pineapple & Banana de Dynamite baits que tantas alegrías me dio y seguirá dando. Hoy en día resulta un cebo imprescindible para muchos escenarios, sobre todo los pop-ups de 15mm situados sobre un boilie fondante.

CARP TEC

Conozco a más de un carpista al que le arregló más de una sesión, como en el lago de Iktus, donde causa estragos, o en el propio río Ebro, en donde no sé qué tendrá la piña pero como pop-up no suele fallar cuando lo superponemos con un pellet de halibut. El que suela usar este cebo, o aquel carpista que siempre lo lleve en su equipaje a todos los escenarios de pesca, sabrá de lo que estamos hablando. No se trata de hacer una disertación de cebos, tamaños y sabores, tengo la buena costumbre de hablar de los cebos con los que pesco, pero sobre todo de aquellos con los que obtengo buenos resultados, por el contrario, muchos otros cebos y sabores ni los menciono dado que los resultados han sido pobres en la práctica o incluso nulos.

CARP TEC

En lo referido a los montajes para el uso de estos cebos, suelen hacer estragos en primavera y verano, sin olvidar que pequeños y discretos montajes pop-up con anzuelos Long Shank de pequeño número que se adapte al tamaño del boilie de 15mm, darán unos resultados implacables en muchos escenarios, en especial cuando hayamos decidido incluir maíz en nuestro hot spot.

Espero que lo disfrutéis, que hagáis buen uso de él y que la piña y la Banana os de tantas sorpresas y alegrías como a mí.

Por Eduardo Zancada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.