Nos encontramos en la época más fría del año! Cuando más caen las temperaturas y menos horas de luz solar tenemos disponibles. No sólo el número de pescadores se reducirá, sino también la actividad de los peces bajará al mínimo. El organismo de los peces se pone en modo de ahorro de energía, están activos muy poco tiempo y dedican a la alimentación un intervalo muy corto.

En algunas ocasiones y dependiendo de la situación meteorológica, puede suceder que los peces estén inactivos durante un largo período de tiempo. No tenga miedo, esto no debe significar que no pueda obtener capturas durante el invierno. Sin embargo, hay momentos específicos en los que los peces se activan, aunque estos intervalos son muy cortos.
Contamos por lo tanto, con largos tiempos de espera en la pesca de invierno. Vamos a aclarar una cosa: Usted no va a conseguir una captura en invierno frente a la cálida chimenea de su casa!

Para empezar elija una  masa de agua con una buena población de peces. No hagamos la pesca más difícil de lo que es en este momento. Preferiblemente seleccione un escenario de pesca que ya conozca y haya pescado en los meses cálidos. Así tendrá información y algunos trabajos de campo por adelantado.

Busque una zona de pesca que no esté castigada por el frío viento del norte o del este. Debe buscar áreas en las que el sol caliente durante más horas. La luz solar es muy importante tanto para los peces como para usted. Los árboles sobresalientes, puentes, pequeñas reculas poco visibles y embarcaderos son buenos puntos para el invierno. Especialmente en el invierno, los ciprínidos buscan un refugio que las proteja por encima de sus cabezas. Además, en el invierno se agrupan formando grandes bancos. Si localiza uno de estos lugares de encuentro, sus posibilidades de éxito se multiplicarán por muchas unidades.

El invierno no es época de grandes cebaderos ni copiosos cebados. Respecto al cebo de anzuelo, en estas fechas, me decanto por pop-ups fluoro de dymanitebaits. Durante la sesión de pesca coloco algunos pequeños cebos libres cerca de mi cebo de anzuelo, pequeñas semillas y boilies de 10-14mm del mismo sabor. Además, suelo acompañar mi engaño con una malla de PVA ( 4 estaciones de Korda para asegurar que se derrite en la gélida agua) en la que comprimo una mezcla de harinas mayoritariamente integrales y ricas en fibras para no llegar a saturar a los peces. Dejo a un lado los cebos basados en grasa pues, una carpa, comiendo un puñado de ellos, se podría dar por satisfecha y abandonaría la necesidad de seguir alimentándose, por consiguiente, perderíamos muy rápidamente la posibilidad de capturarla.

Siguiendo estos consejos podrá sacar del agua algunos buenos ejemplares, así que coja un puñado de popup y salga ahí fuera a por ellos!

 

Artículo escrito por Fran Granados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.