Las capturas excepcionales suceden en los lugares menos pensados, es así como inicia la historia de una pesca sin igual en aguas del Pacífico Sur de Costa Rica en el mes de abril del año 2011; el pescador realizando con constancia el lanzamiento de su señuelos Rapala Max Rap 15 centímetros color FG con anzuelos originales VMC, en la zona de oleaje, caña Shimano Compre CPCTR66MHB y su carrete Curado 300E con línea de 12 libras de resistencia, en una zona privilegiada por su buen a pesca y por su belleza escénica.

En un instante algo grande platea en la ola siguiendo al señuelo, es un pez enorme para ser una corvina y de forma alargada para pertenecer a la familia de los jureles; pero no logra su objetivo el pez no logra contacto con el señuelo, la pesca continua, continua como el segundero de un reloj se mueve inexorable al pasar el tiempo.

El lanzamiento se realiza nuevamente y a la distancia ya no es un pez sino tres enormes peces plata que se mueven en zig – zag tratando de competir por el señuelo, es tan furiosa su persecución que ninguno logra atacar contundentemente; pero que peces más enormes, algo que al pescador le deja intrigado aun con su experiencia de años como pescador…

Las olas al golpear la costa dirigen el pensamiento al sonido que producen las caracolas marinas o el bello canto de las sirenas, es un momento de etéreas sensaciones, de perfección, la perfección que solo se alcanza cuando se pesca…

El señuelo se proyecta a la distancia y al hacer contacto con el agua, inicia su sinuoso movimiento, esta vez, sí esta vez, es detenido por un poderoso ser que medra en las aguas oceánicas, plata es su color, plata es el destello que muestra al saltar majestuoso en el aire, haciendo que el mismo tiempo se detenga, no hay duda, definitivamente no hay dudas de que pez es…

La potencia de su pelea lleva al pescador a realizar una pelea inteligente, es un pez enorme para ser pescado de orilla, considerando que es uno de los grandes exponentes a nivel mundial, un poderoso pez que logra tensar la caña al máximo y exigir el carrete al límite de su capacidad de freno, los saltos se muestran violentos, la tensión es extrema…

La pelea se dilata por largos minutos pero el pez ha sido vencido y se logra traer a la orilla, pudiese escapar y esto solo sería una historia más de pescadores; pero no fue así y entonces el pescador Carlos Campos Palma (Borbón División Pesca) logra una de la proezas más buscadas en Costa Rica en pesca de orilla, capturar un Sábalo (Megalops atlanticus) en el Pacífico de Costa Rica, el cual dejó registro con sus fotografías y sus escamas para ser llevadas a estudios de carácter biológico, las cuales responderán maravillosas respuestas al conocimiento científico (Biol. Andrés Vega).

El pez aun cansado es tratado rápidamente para que se reintegre nuevamente a su elemento, después de todo el primero de su especie en ser pescado en el Pacífico desde la orilla por un pescador de caña y carrete.

Como Representante IGFA para Costa Rica y basado en la evidencia fotográfica, física y testimonios presentados por el pescador y el biólogo testigo de la pesca doy fe de lo anteriormente descrito…

Artículo escrito por: José Manuel López Pinto / Rapala VMC y Shimano Professional Staff

2 Respuestas

  1. edgardo mora

    simplemente me quedé sin aliento solo de pensar en ese momento,por mucho tiempo he pescado en esa zona capturando los mejores robalos´,pero pensar en un sábalo en el pacífico sur es increible viví mucho tiempo en playa Zancudo en donde tengo muhos amigos que también disfrutan de la pesca seria un placer tener la dicha de compartir con un pescador como usted lo felicito.

    Responder
    • carlos campos

      Hola Edgardo.

      Seria un gusto poder pescar contigo, gracias por el comentario.

      Para mi es una gran pieza no por su tamaño sino por lo dificil de hacer estas capturas.

      Saludos

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.