Para garantizar un correcto funcionamiento de nuestros carretes de pesca durante mucho tiempo debemos llevar a cabo un correcto mantenimiento.

Sea la modalidad de pesca la que practiquemos (desde embarcación, agua dulce, playa etc.). Nunca debemos mojar nuestros carretes como medida de limpieza o mantenimiento.

A pesar de que el carrete pueda haber sido salpicado por agua de mar, se nos ha caído a la arena etc. no debemos mojarlo. El agua no es beneficioso para los mecanismos de nuestros carretes, y además puede meterse en zonas en las que después no podremos secarlo y con el consiguiente efecto que esto puede llegar a producir (oxido, deterioro de la grasa y lubricantes  especiales…).

A continuación veremos cómo debemos de mantener correctamente nuestros carretes de una forma muy sencilla y rápida.

Simplemente nos serán necesarios un destornillador, un pincel o brocha fina, un trozo de paño suave (para no rallar nuestro carrete) y un bote de aceite fino (como el utilizado para máquinas de coser).

Foto-2

*Debemos de recordar que solo tenemos que desmontar de nuestro carrete aquellas partes que  por su uso así lo requiera, el cuerpo del carrete no debe abrirse nunca para engrases y limpiezas. En caso de algún problema derivado de su interior debemos enviarlo al servicio técnico especializado.

quitar la arena y restos que puedan tener nuestros carretes con una brocha fina para poder seguidamente limpiar con un paño suave y un poco de aceite fino todo el cuerpo y piezas desmontadas (manecilla, tapón de freno, bobina y cuerpo del carrete).

Foto-3

Al limpiarlo con un paño con aceite conseguimos eliminar todos los restos de agua que puedan tener nuestros carretes además de protegerlos de posible oxidación o deterioros en su pintura. Debemos después dejar estas zonas totalmente secas sin restos de aceite para evitar que la suciedad se pegue a ellos (polvo, arena…)

Comenzamos a engrasar las zonas móviles y articuladas que por su uso deben ser lubricadas periódicamente. Nos referimos a bobina y freno, manecilla, eje principal y guía hilos o polea.

Foto-4

Esta zona de nuestro carrete por su construcción es la que mas suciedad acumula. Es por eso que debemos limpiarla con frecuencia ayudados de nuestro pincel consiguiendo dejarlo totalmente limpio y seco.

Por un lado limpiamos el freno y por otro nuestra bobina por fuera y por su interior.

A continuación debemos ser muy cuidadosos con esta zona del carrete, nos referimos al guía hilos. Posiblemente sea la parte que mas mantenimiento necesite debido a prácticamente su contacto continuo con el agua debido a su paso de nuestra línea mojada por él.

Podemos desmontarlo pero siempre con mucho cuidado y ordenando las piezas de la misma forma que las vamos quitando. De esta forma conseguiremos volver a montar nuestro guía hilos correctamente

Foto-5

Ayudados de un destornillador soltaremos el tornillo que une nuestro guía hilos y seguidamente iremos desmontando sus partes con extremada precaución de saber el orden de dichas piezas para su posterior montaje.

Una vez ordenadas debemos limpiarlas bien y a su vez engrasadas generosamente para garantizar su correcto funcionamiento. Después montaremos nuestro guía hilos.

En caso de duda consultaremos el despiece que se suministra con nuestro carrete SHIMANO, donde nos indica el orden de cada pieza y su código en caso de necesidad de reemplazar alguna pieza desgastada para poder solicitarlo a través de nuestra tienda de confianza.

Foto-6

Seguidamente echaremos dos gotas de aceite en el eje central del carrete que y conviene saber que muchos de nuestros carretes disponen de un puerto de mantenimiento por donde podemos lubricar nuestro mecanismo interno sin necesidad de abrir el cuerpo del carrete.

Es muy importante por esa zona no aplicar una grasa que no sea la adecuada para nuestro equipo de pesca. En caso de duda consultar con el servicio técnico sobre qué tipo de grasa debemos emplear. Esto solo debe hacerse anualmente o en caso de alguna avería o accidente.

Foto-7

Por último solo nos queda limpiar adecuadamente nuestra manecilla y aplicar un poco de aceite las zonas articuladas y posterior limpieza y secado.

En caso de mal funcionamiento o deterioro de alguna zona de nuestro carrete debemos enviarlo a través de nuestra tienda habitual a su servicio técnico especializado para su reparación. Nunca debemos manipular nuestros equipos. Solamente zonas externas por mantenimiento de los mismos.

Foto-8

Cualquier problema derivado por un incorrecto montaje, manipulación etc. que no sea defecto del producto no será cubierto por la garantía (3 años).

Foto-9

Artículo de José Coca

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.