Hay ocasiones en las que debemos hacer uso casi obligado de boilies de calidad que ofrezcan garantías de éxito. Al igual que hay boilies de determinadas marcas muy afamados en todo el mundo por sus múltiples resultados en distintos escenarios, me gustaría hacer hincapié en un cebo de Dynamite que empieza a romper por nuestro país.

El GLM no es que sea un cebo completamente nuevo, pero si que ha dado mucho que hablar en 2012 con buenos resultados frente a los grandes barbos y carpas. Personalmente es un cebo que actualmente no falta cuando acudo a una sesión de pesca, pues resulta un cebo de confianza que me ha sacado en más de una ocasión de un buen bolo. Es de una tonalidad muy muy discreta, nutritivo y de alta gama, únicamente hay que olerlo y observar sus componentes con semillas al triturarlo en las manos, para saber que podemos presentar un number one. Todos sabemos que siempre hay boilies que no pescan la mayoría de las veces y otros que marcan la diferencia absolutamente. Creo que cada cebo tiene su fecha y su lugar y los resultados tras años de pesca me lo demuestran.

Como anécdota recuerdo los boilies de white chocolate & Cream con los que apenas conseguía resultados. Es un cebo blanco y que tiene un aroma maravilloso, como si fuera la mejor de las chucherías, pero que personalmente no me daba buenos resultados. Un día, pescando bajo unos árboles que eran zona de nidificación de aves, puede comprobar los resultados extraordinarios que ofrecían. ¿Podría ser por los excrementos blancos de las aves? No lo sé, el caso es que se sucedían las capturas.

El GLM nos ofrece una presentación muy discreta para lugares presionados, un sabor original muy proteínico y que pega fuerte allí donde abundan los pequeños crustáceos. Especialmente en río, podremos comprobar el potencial de este cebo. Son los pequeños snowmans de 15mm los que me han dado mejores resultados con las carpas y los GLM Hook Pellets 30mm con barbos en río. Este último cebo de 30mm lo veremos más detalladamente en otros artículos porque es de mención, tanto para los grandes barbos como para los siluros.

 

 

Artículo realizado por: Eduardo Zancada

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.