Este artículo es algo abstracto y mi intención con él, es que cada pescador en particular, encuentre en él, un punto de vista diferente de mirar las cosas, que se pare a pensar y saque algún beneficio de él ya que creo que se pueden obtener cosas en limpio muy útiles para que cada pescador se enriquezca, no por lo que yo diga, ya que no soy más que nadie, si no por ciertos detalles que comento que creo pueden llevar a más de uno a encauzarlo en un camino determinado, mirando más allá de donde lo hacía antes.Hay muchos pescadores que actúan automáticamente allá donde quiera que vayan, por regla general siempre ceban con un mínimo de kilos de cebado: maíz, trigo, habas, chufas, pellets… no le prestan atención al asunto porque muchas veces la jugada les sale bien y consiguen capturas. ¿De qué tamaño? ¿Qué número de peces? ¿Por qué? Y es que son tantas las preguntas que un pescador se podría llegar ha hacer y en realidad no se hace…

 

Hay pescadores que son asiduos a los puntales en pantano abierto, otros prefieren las reculas, otros las zonas de piedra y otros una orilla de grava progresiva con obstáculos de por medio y una infinidad de cosas más. Algunos (muy pocos) tienen confianza en la pesca a escasos metros de la orilla, donde dicen que los peces comen de verdad. Cada sitio es un mundo distinto y solo la constancia y la paciencia nos dará la formula para obtener los resultados deseados.

 

Me dicen: “Pues en el embalse al que acudo es muy difícil pescar y las pocas veces que se comen un boilie, se meten los peces en los zarzales de la orilla opuesta y los pierdo, pero el otro día se me ocurrió coger unas moras de los zarzales, me hice un bait-mesh y me inflé a pescar”. Pues muy bien, te doy la enhorabuena, ya has conseguido algo por ti mismo, fuera de lo común y con gran éxito.

 

Otro: “Pues yo pesco en un embalse muy presionado y comen poquísimo, por más lejos que lanzo nunca me pican ¿Por qué? ¿Qué hago mal? Prefiero dejar de ir por que ya llevo 10 “bolos”. Igual debería uno mismo plantearse la situación desde otra perspectiva e intentar pensar como un animal…. quizás exista una franja entre 50 y75 metrosde la orilla, en donde los peces no comen o son más recelosos por tanta presión de pesca, habrá que cambiar de estrategia ¿no? O igual me estoy equivocando. ¿Pensar como una carpa? que tontería…Y tu… ¿Qué sabes?….

 

Hay pescadores que no pierden el tiempo con determinados lugares, como el embalse de carpas pequeñas que tienen cerca de casa, prefieren marchar a Mequinenza, meter en el agua 60 kilos de pellets y pescar carpas de 15 kilos. ¿Pescas por saciarte y sacar peces grandes? ¿O te mueves por retos? Hay muchas formas de plantearse las cosas y solo uno mismo puede encontrar el método que más satisfacción le pueda dar.

 

¿Qué come una carpa de 22 kilos? ¿Por qué se come  un boilie? ¿Por qué le gusta? no. ¿Cuál es el motivo de que se coma un boilie? El sabor, el color, las proteínas. ¿Se simplifica en eso? ¿Te lo has planteado alguna vez?

 

¿Son depredadores las carpas? ¿Carroñeros? La teoría del carpfishing dice que no…

 

Hay pescadores que preparan cebaderos con gran ilusión, terminan su jornada de pesca sin ningún éxito y el motivo por lo general de su fracaso, es la mala suerte o que no se comieron el cebado y quedaba mucha comida…. ¿Por qué? ¿Qué ocurrió en tu sesión de pesca? ¿El viento? ¿La presión atmosférica? No por favor, eso son tonterías, si quieren comer lo harán. Y tu…. ¿Qué sabes?
Recuerdo una sesión  que tuve hace tiempo con un compañero de pesca. Llevábamos sin pescar unas semanas y las ganas se podían observar en nuestros rostros. Llegamos al lugar de pesca, automáticamente inflamos la barca, preparamos el cebado y nos dispusimos a sondear la zona. El lugar era tranquilo, muy bonito y con pinta de dar buenos resultados de pesca. La sonda marcaba  entre 8 y12 metros de fondo liso y limpio, peces para parar un tren y todo era perfecto. Después de preparar el puesto, montamos los equipos y comenzamos a pescar. Pasado un día y medio, los resultados eran nulos, los cebos venían en perfecto estado y no entendíamos nada. Nuestro cebadero se encontraba enterrado bajo el fango y nuestros boilies de colores apestaban a cieno. Y tu… ¿Qué sabes?

 

 

Hace un año aproximadamente, me encontraba en cierto embalse extremeño pescando. Eran las doce de la mañana de un día soleado en el mes de Febrero. Mis montajes se encontraban a diez metros de profundidad intentando capturar una de esas carpas de invierno que según dice la teoría permanecen aletargadas en las profundidades, allí donde la temperatura es un poco más estable y donde están más refugiadas y placenteras, en el llamado microclima. Bastó darme un pequeño paseo y encontrarme en la recula que tenía cerca de mí, una docena de carpas con una media de peso por encima de doce kilos y a medio metro de profundidad, ¿Qué hacían ahí? Era imposible, simplemente estaban tomando el sol.

Seguro que hay lugares feos, con unas cualidades pésimas para obtener buenos resultados, obstáculos, fango, presión de pesca y un sin fin de puntos en cuestión que nos hacen pensar que no nos vamos a molestar en intentar pescarlo. Si analizásemos el lugar, preparásemos un puesto, estudiásemos el comportamiento de los peces con paciencia y aceptásemos que en un principio, vamos a tener pésimos resultados adaptándonos a las  complicadas condiciones de pesca que tiene, podríamos estar disfrutando de nuestro paraíso de pesca, siempre y cuando tengamos en mente y hayamos aceptado que un pez de tantos kilos ya es todo un record en ese sitio, aunque a lo mejor nos llevamos una grata sorpresa.

 

¿Por qué una carpa grande por lo general se mueve de forma solitaria? ¿Por qué dice la teoría que la carpa grande no entra a un cebadero? ¿Por qué es la más lista? ¿Por qué algunas veces la carpa grande va detrás del grupo de carpas pequeñas y medianas? ¿Puede tener esto relación con la caza del Jabalí? ¿Por qué el jabalí grande y viejo deja primero que pase el llamado escudero? (jabalí pequeño e ignorante que se mueve por las ansias y los primeros impulsos) . Y si esto es así, ¿Por qué razón en otros casos la carpa grande se desplaza en solitario?

 

 

Suelo ser de los pescadores que opinan que un pescador de carpfishing que abarque varias modalidades de pesca (o en el pasado haya realizado), tiene por lo general una ventaja a la hora de practicar el carpfishing ya que se plantea preguntas que otro pescador nunca haría. Estas cosas le ofrecen a uno, una visión muy general y fría, para analizar las situaciones a la hora de pescar.
Con esto, me estoy refiriendo a todas las modalidades de pesca que enriquecen al pescador en muchos aspectos. ¿Alguien se ha planteado alguna vez la consecuencia de tener una hembra de lucio de 15 kilos rondando su cebadero? Menuda tontería ¿no?.

 

Cuando acudes ha pescar y estás analizando la situación, ¿qué es lo que te planteas? ¿Solo analizas la situación cuando te sale mal la jugada? ¿No sería más productivo sacar conclusiones cuando estás gozando del éxito?

Hay pescadores que en determinados lugares de España y en unos meses concretos (calor) no se molestan en lanzar sus cañas de día por los famosos cangrejos (o no se por que otras razones)  ya que de día es tontería pescar en esos sitios. Si no se intenta no se consigue, creo yo. Lo que es verdaderamente penoso, es observar trípodes montados con las cañas en posición de pesca y los cebos preparados en remojo e insertados ya en el hair, listos para que cuando llegue el momento en el que el pescador cree que pican, lanzar las cañas. Y tu…¿Qué sabes?

 

Muchos carpistas son adictos a revistas de pesca, libros de carpfishing que proceden del extranjero, Internet y otros medios, para enriquecerse como pescadores, eso está bien. ¿Te has preguntado alguna vez  el por qué? ¿El por qué de todo? Muchas cosas pasarán por delante de nuestras vidas sin darnos cuenta del por qué, sin encontrar la respuesta a esas preguntas que nos darían la clave para alcanzar el éxito. Por otro lado, encontraremos o creeremos haber encontrado respuesta a ciertas preguntas que tanto nos hicieron reflexionar.

Si hay algo que de verdad nos inquieta y no encontramos la respuesta, puede que lo más sensato sea dejarlo estar. Simplemente hay cosas que es mejor no saber y dejar al factor suerte y a la llamada sorpresa aparecer por si mismas, sorprendiéndonos y dejándonos ver que si encontrásemos las respuestas a esas preguntas mágicas, esto ya no sería carpfishing y perdería su gracia y magia.

Tal vez, la próxima vez que acudamos a un embalse determinado a preparar el puesto o pescar, lo más indicado sea sentarnos primero tranquilamente y esperar a que la propia naturaleza nos muestre las pasos a seguir, SABIENDO ESCUCHAR e indicándonos cómo, dónde y cuándo debemos actuar.

 
Y tu ¿Qué sabes?…..

 

Artículo realizado por: Eduardo Zancada

Una Respuesta

  1. Guillermo

    He pescado carpas en el Guadiana, cerquita de Villanueva de la Serena, en el mes de Septiembre, aconsejado por dos amigos extremeños y las hemos capturado con maiz, y cebando poquito.
    Lo pasé estupendamente, pues era mi primera vez con las carpas, aunque soy pescador de salmónidos y barbos así como marítimo por ser natural de Bizkaia.
    En conclusión: Primero observar el agua. después el cielo y el viento y después buscar el lugar que aconseja la climatología y el agua y cebar lo justito.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.