Caña Terez Silurus 73 H.

Longitud…..2,49
Acción….200 grms
Peso….242 g
Longitud plegada. 172 cm

Carrete Baitrunner 8000D.

Peso……615 gramos
Ratio…..4.8:1
Capacidad…0,45-180 gramos

Línea. Sufix 832.

0,48 mm

 

Planteamiento y cuestiones técnicas.

Pescar siluros es algo de por sí muy extremo, pero hacerlo en plenas crecidas y desde pato rebasa esa línea y se acerca más a lo que es un deporte de riesgo. Por eso, es fundamental confiar en el equipo que usamos. Necesitamos los mejores materiales.

Además de enfrentarnos a peces enormes, el río va a ponérnoslo muy difícil.

Los azudes estaban indomables

 

Mi opción inicial era el cásting, pero a última hora me entraron serias dudas acerca de la fiabilidad de un cardif 201 en estas condiciones.

Pescando a cásting sería más preciso lanzando, y me desgastaría mucho menos en la acción de pesca por el peso del equipo. La contrapartida es que con el río subidito de tono podría tener serios problemas a la hora de gestionar un pez grande en una zona difícil, como así ocurrió.Tendría menos capacidad de línea y un freno no lo suficientemente potente.

Desde el principio estuve agusto con el equipo

A tres días de la salida ya tenía claro que iba a hipotecar mi comodidad por la seguridad de ir con un equipo a prueba de bombas.

Me iba a encontrar al Ebro bastante crecido y con la posibilidad de clavar algún pez grande de verdad, así que los nervios y la incertidumbre eran máximos.

La opción estaba tomada, iría con la Terez Silurus y un Baitrunner 8000D. La línea sería una Sufix 832 del 0,48, por supuesto

Viajaríamos de noche para estar allí al amanecer Jaime y yo. Allí nos encontraríamos con Daniel Ibañez (guía de pesca en Radical Kayak Fishing) Oscar, Mario y Teo

Al ebro hay que tenerle mucho respeto, miedo, nunca

 

Primeros coletazos. Descenso 24,5 Km (Sábado 20-04-2013)

Después de unos kilómetros de descenso, y alguna picada tímida, coincidimos los 6 patos en un gran remolino muy propicio, y allí permanecimos lanzando un rato.

Al cabo de unos 10 lances, decidí abrirme un poco hacia la vena de la corriente y al segundo intento ¡bom!. Empecé a pelearme con un buen pez.

Clavadón en el rebufo de la corriente y el parado

 

Ya desde el primer segundo me ví muy cómodo con el equipo, con el pato y, sobre todo, muy respaldado por mis amigos.

Siempre hay que tener contacto visual con los compañeros

 

Poco a poco me lo fui llevando a la orilla donde se remansaba el agua, mientras Dani gritaba ¡Bombéalo Tomy!

La Terez bombea que da gusto

 

Allí le eché el guante. Unos 18 kg de siluro

Primera cobra del año

Primer pez

 

 

 

 

 

 

Estaba muy contento por haber tomado contacto con un pez así y haber entrado en calor con algo manejable. Primer pez de la temporada. A partir de ahí fueron saliendo peces pequeños en todo tipo de zonas.

Dani y Oscar con un buen doblete

Los siluros estaban con las barrigas hinchadas de comida y fuertísimos

La Térez estaba dando la talla y, aunque es agotador mover un equipo así a ese ritmo de lances, viendo la potencia de estos pequeñajos…

 

Peleas de ensueño en corrientes

Estos tamaños alimentan las jornadas

 

,iba a necesitar fuerza bruta para dominar al papá de estos babys. La cosa estaba siendo muy progresiva y ya estaba entrando en calor. Empezaba a entender el río y ya me anticipaba a las trampas en las que había ido cayendo durante todo el día.

El primer día tuvimos varios percances cuando el río nos llevaba donde quería y nos atascaba en los obstáculos

 

2.03 para Dani

Íbamos muy tranquilos todos cuando Dani dijo ¡llevo!. Tenía un 2.03. Pelea muy corta y muy intensa que Dani resolvió limpiamente.  Estrenó el marcador, y con ese pez acabamos esa jornada de sábado con unas sensaciones buenísimas sobre lo que haríamos al día siguiente.

El agua estaba bastante tomada

No era un pez cabezón pero sí de buen tamaño

Buena boca

 

VIDEO

 

Los hechos. Descenso 16 Km. (Domingo 21-04-2013).

Visto lo visto, el domingo decidimos ir al mismo sitio pero partir por la mitad el descenso del día anterior para poder dedicar más tiempo en los remansos y en las zonas más propicias.

Remolinos muy productivos pero endiablados de pescar

 

Según entramos en el agua me cambié de orilla y empecé a pescar una zona remansada. A los pocos minutos, Óscar notó una picada y me dijo “lanza, lanza”, ahí, me estaba poniendo el pez de mi vida. Según posé el mogambo en el fondo y le dí el primer tirón, se me paró en seco. Al principio pensábamos que era un pez normalito, hasta que empezó a sacar línea como una moto hacia el centro del cauce. De momento todo iba razonablemente bien.

Yo en ese momento no podía ni plantearme despegar del fondo al pez y no me estaba dando cuenta de la velocidad a la que bajábamos los 4; Óscar, Mario, el pez y yo.

La realidad es que el río era bastante ancho en ese tramo y no parecía que pudiera pasar nada raro.

Había momentos que el pez se acercaba demasiado a la orilla y los árboles pasaban como si fuera en un tren mirando por la ventana. Entonces me empecé a preocupar cuando oí los gritos de Dani y pasó de ser un puntito en el horizonte a estar a mi altura luchando por llegar hasta mí. Me había despistado y la pelea se iba a complicar.

El río me llevaba directamente a una curva bastante fea y definitivamente había perdido el cauce principal y el control de la situación. La única opción decente era intentar entrar en un remanso de una bifurcación…

Tomy vs Siluro de 2.05 from tomas pellicer on Vimeo.

Este siluro tenía un buen perímetro

Un 2.05 con una cabeza respetable

 

Después de la pelea que tuve me costaba levantarlo incluso unos centímetros

Momento mágico

¡Al agua pequeñajo Muchas gracias y siento las molestias

 

 

 

 

 

 

 

El resto del día estuvo repleto de capturas y todos tuvimos nuestra recompensa.  Jaime sacó un pez Albino precioso.

Siluro casi albino. Increíble

Fue un día increíble, mágico.

 

Tercer día Descenso 15 Km.  (22-04-2013)

El tercer día hicimos un tramo más abrupto cruzando varios azudes. La idea era clavar alguno realmente grande. Un monster. Oscar y Mario se habían marchado a Madrid y se incorporaban Lope y Jose.

Nada más entrar vimos que el río estaba intratable por allí y en la otra orilla Lope y Dani empezaron a gritar. Un 2.07 para Lope.

Lope rules

2.07 para Lope

 

Cabalgando un azud crecido

Fue un día raro con pocas picadas, como suele ocurrir cuando buscamos ejemplares grandes de un depredador.

El cuerpo lo teníamos ya machacado y se hacía difícil lanzar con precisión y los escenarios eran realmente complicados para pelear con otro monstruo. Ese día dediqué la mayoría del tiempo a buscarlos en las corrientes en pos de una batalla épica.

A pesar de esto, la única captura del día se produjo en una zona muy abierta del río y con un tiro de agua medio.

Momento clave. El acercamiento

¡Vamos!

 

 

 

 

 

 

 

Estos tamaños son maravillosos

 

Jose y Jaime no consiguieron sacar ningún pez ese día, pero Dani volvió a dar el campanazo con un 2.00 de cabeza expectacular.

Mega cabeza para Dani

 

Conclusiones  

La Terez es una caña muy potente que puede plantarle cara a cualquier pez.

La manera de doblar de la Terez es increíble

No tiene un peso desproporcionado. Es más, me atrevería a decir que para lo que ofrece, es ligera. La geofibra con la que está fabricada es bastante ligera.

Un equipo pesado pero manejable

El mango ergonómico de lucha es vital para bombear

Su longitud la convierte en una caña super versátil para pescar siluros tanto desde orilla como embarcados. Es cierto que para el pato se queda un poco larga, pero esa desventaja también me ayudó a realizar lances más potentes y mejor dirigidos. En cuanto al tema de acercarme los peces para cobrarlos sí que es cierto que su longitud es un desventaja, pero conseguí acostumbrarme y no fue ningún problema. Es muy consistente para peleas duras por el mango ergonómico que tiene en el blank.  La Terez es una caña impresionante para bombear peces grandes y, a la vez, dobla bastante con los pequeños.

El baitrunner es un carrete bastante ligero para ser un 8000, es potentísimo y su freno es muy fiable. Su manivela oval sobredimensionada es un regalo cuando llega el momento de la batalla.

La manivela es como una pelota de ping pon. BásicoG

 

Todo a punto equipazo chaleco...

 

Por último, destacar la eficacia del Sufix 832, un auténtico seguro de vida. En esta acción de pesca enganchar en el fondo es algo muy desagradable y que ocurre constantemente. Como prueba de lo que podemos llegar a hacer con este equipo para salir de cualquier problema basta ver esta foto.

Los Banyo son muy adecuados para siluro

 

Artículo realizado por: Tomás Pellicer Vázquez

 

Agradecimientos a:
Daniel Ibáñez.
Oscar sánchez.
Jaime gracía.
Mario Seguido Moreno.
Jose Luis Burillo.
Jesús Lope Mora.