DYNAMITE BAITS BOILIES

A comienzos de la primavera decidí acudir a mi cita anual en el río Guadiana, tierras extremeñas que me llenan de recuerdos de multitud de sesiones realizadas. Todos los años no dudo en bajar al Guadiana para perseguir sus carpas salvajes que se esconden en sus orillas enmarañadas de troncos y vegetación sumergida, y como no, asistir a mi cita anual para reunirme con buenos amigos con los que compartir esta maravillosa afición que es el carpfishing.

Localización:

La idea era organizar una sesión corta desde el viernes por la tarde hasta el domingo, escogiendo una tabla desconocida para nosotros pero que auguraba grandes especímenes en su interior. Abel y Jaime tenían constancia de grandes carpas royales y comunes en la zona escogida, por lo que tuvieron el detalle de desplazarse días antes hasta la zona en busca de un puesto que diese cobijo a las nueve cañas que debíamos posicionar estratégicamente.

La zona prometía, se trataba de la parte baja de una gran tabla del Guadiana, con ambas orillas frondosas de vegetación sumergida, grandes eucaliptos y zarzas en sus orillas. A mi llegada al puesto, Jaime tenía dispuesta la barca con sonda para prospectar la zona, pudiendo observar más tarde y para nuestra sorpresa varias islas sumergidas y dos canales profundos de hasta cuatro metros en ambas orillas. Teníamos localizados al rato varios puntos calientes donde colocar nuestros montajes, solo nos faltaba calcular la densidad y actividad de los cangrejos americanos, para no pescar en vano con pequeñas posturas compuestas por escasos boilies y pellets que degustarían los cangrejos americanos en pocos minutos.

Posturas

Para esta sesión opté por boilies salados, siendo de mi elección los Squid & Octopus y Robin Red de Dynamite Baits, ambos en tamaños de 20mm con un pop-up para montar snowmans, empleando para ello las Cork Ball The Source y de Mulberry Florentine. Destacar que estas pequeñas bolas de 15mm son super flotantes, equilibrando nuestros boilies de 20mm a la perfección a diferencia de un pop-up normal. Recordar que debemos taladrar previamente estos pop up con el taladro y no atravesarlos con la aguja, pues de lo contrario romperemos su recubrimiento exterior y no conseguiremos atravesar correctamente la bola de corcho que hay en su interior. Existen dos modelos, uno para boilies neutros/equilibrados (con una pequeña bola de corcho dentro) y otros super flotantes (con una bola mayor de corcho en su interior).

Respecto a las posturas y después de pasar la primera noche de bolo bajo un cielo estrellado y una agradable noche primaveral a la intemperie, decidimos a la mañana siguiente y después de observar con cara de tontos nuestras alarmas sumidas en el más profundo de los sueños, que era momento de reactivar la situación, localizarlas y atacar.

Adaptación

DYNAMITE BAITS BOILIES

Decidimos aumentar la cantidad de nuestras posturas, empleando chufas/b>, un kilo de boilies, varias bolas de engodo compuestas por Groundbaits de Robin Red, Betaine Green y Amino Black, añadiendo un bote de Predator Liquid y CSL, sin olvidar los micropellets de distintos tiempos de disolución para entretener a los cangrejos. De de esta forma nos permitiríamos mantener a los cangrejos y conseguir que quedase algo de comida durante más tiempo en la zona de acción, puesto que los cangrejos habían acabado con todo la noche anterior.

Para los hairs decidimos cambiar de táctica y emplear los Hardened Hook Baits en 25mm, estos boilies endurecidos y especialmente pensados para los cangrejos tienen una parte de su cuerpo dedicada a la disolución de partículas y por otro lado a la resistencia frente los cangrejos, permaneciendo más tiempo en nuestros hairs. Sobre los boilies y con el fin de asegurar el tope, colocábamos como complemento maíces de goma de Enterprise Tackle en color fluro, con el fin de asegurarnos de tener algo super sólido en nuestros montajes, quedando como último recurso estos granos de maíz en nuestros hairs.

Abel se incorporó el sábado al medio día por lo que realizaría una sesión de 24h. Aunque la situación no pintaba muy bien por el bolo del viernes y el día sin actividad del sábado, merecía la pena juntarse con los amigos y cumplir con la cita anual a la que no falta Abel desde hace ya 17 años.

Último asalto

DYNAMITE BAITS GALÁPAGO

Era sábado por la tarde, llevábamos desde el viernes de bolo, únicamente habíamos conseguido capturar un galápago de tres kilos que se había dedicado a barrer mi pequeño cebadero, enganchándose finalmente en mi anzuelo y haciendo bailar mi tensor como si de un barbo se tratase. Después de las correspondientes fotografías, lo devolvimos al agua dispuestos a solucionar la situación. Nos quedaba una única noche de pesca y los ánimos no estaban muy avivados (no todo son pepinos y cenicientas en esto del carp como sabéis) así que teníamos que gastar nuestra última bala. Si hay que decir que nos divertimos mucho con el spinning, pues Jaime consiguió capturar cinco lucios y un bass, yo por mi parte “hice el año” capturando dos black bass de 1,8kg y 2kg, más un par de lucios muy luchadores, algo que nos alegró la sesión de pesca dándole color.

DYNAMITE BAITS BOILIES

Hay que reconocer que las mejores sesiones de carp son las que empiezan mal y acaban bien, marchándote a casa el último día sin haber dormido por las picadas. Llegada la última noche, la actividad creció vertiginosamente, varios bancos de peces entraron en nuestro puesto y las comunes salvajes del Guadiana aparecieron, un total de ocho picadas en apenas cinco horas, en donde las carpas iban barriendo la orilla y arrasando con las posturas que habíamos preparado con tanto esmero. Hay que ver lo que luchan estas carpas, igualito que los peces de los lagos privados europeos…

DYNAMITE BAITS BOILIES

A la mañana siguiente, procedimos con la sesión de fotos correspondiente. No habían sido mega peces nuestras capturas, pero habíamos cumplido, arrojando a la moqueta unas cuantas carpas salvajes, habiendo capturado lucios y basses de un porte más que respetable estando en la mejor compañía por lo que para mí fue un fin de semana perfecto.

Volveré, tengo claro que regresaré al Guadiana, con objetivos mayores para echarle un pulso y ver hasta qué punto pueden recompensarme sus aguas, con esas orillas frondosas, sus grandes galápagos, cangrejos, barbos, carpas y todo ello acompañado de buenos amigos.

EDUARDO ZANCADA TOMA DE CONTACTO

Por: Eduardo Zancada

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.