Caña: Scimitar AX.

Longitud: 210 cm.
Acción: 10-35 grs.
Peso: 123 grs.
Longitud plegada: 107 cm.

Carrete: Aernos 2500 FA.

Peso: 255 grs.
Ratio: 5,2:1
Capacidad: 0,25-160 mtrs

 

Planteamiento.

Hacía un mes que tenía este equipo en mis manos y no encontraba el momento de estrenarlo.

Estaba pescando mucho desde pato en zonas con lucios muy grandes. Para estas situaciones, el cásting manda.

Mi idea era usar este equipo “en su salsa” y sacarle el máximo partido con las truchas, las luciopercas y los lucios pequeños y medianos desde orilla.

La fuertes lluvias no permitían hacer gran cosa en ningún sitio, y, entre unas cosas y otras, no veía el momento de disfrutar de este principio de temporada y esas primeras pescatas primaverales.

Entre estas condiciones tan adversas, aproveché una pequeña tregua para escaparme a un pequeño pantano con dos amigos, Miguel y Óscar. Me habían comentado que estaban todos los lucios por las orillas en actitud de freza y como allí hay una población enorme de peces pequeños, pues la cosa estaba clara. Teníamos todos ganas de una jornada con picadas y capturas fáciles después de un duro invierno buscando a los grandes torpedos. Los lucios pequeños se estaban despertando y había que aprovechar un día de nubes y claros entre tanto diluvio.

 

Cuestiones técnicas

Pescando desde orilla se agradecen equipos tan ligeros y resistentes. Para este tipo de pesca, una caña 10-35 grms es ideal porque no nos desgastará mucho físicamente. A la vez que disfrutaremos de los peces pequeños y medianos, podremos gestionar con dignidad un buen bicho.

 

 

 

 

 

Este equipo esta muy equilibrado, es muy asequible económicamente, y es una de las combinaciones más polivalentes que se me ocurren.

 

Los hechos.

La jornada empezó con alguna picada suelta, pero con muy poca actividad por parte de los lucios, que estaban a lo suyo entre las hierbas de la orilla. La cosa parecía estar complicada.

Después de unas horas, me fui alejando de las grandes playas y  conseguí mover un buen lucio, de unos 85 cm. Me siguió el piki hasta los pies y lo rechazó en el momento que lo mordía. Solo conseguí pincharlo.  Estaba entre unas hierbas en un palmo de agua.

Mis ganas de doblar la caña aumentaban irremediablemente y muy deprisa, con cada lance, mis opciones se iban esfumando a la misma velocidad. 

El día se fue consumiendo y solo Óscar había conseguido otra picada. Ya era oficial, se estaba planteando abiertamente una estampida. Todos queríamos volver con nuestras vidas y digerir este bolo.

De repente, tuve una corazonada. Con los años he ido aprendiendo a seleccionar este tipo de impulsos y saber cuándo tienen fundamento y cuando voy a perder mi tiempo y mi energía. Esta vez era de la buenas, sobre todo, porque estaba todo lleno de peces y tenía una confianza enorme en poder sacar aunque fuera un solo pez. Muchas veces en la pesca basta con creerse las cosas realmente para conseguirlo. La realidad es que mi listón estaba muy bajo y solo con tocar un pez tocar un pez con la mano me iría feliz. Con metas tan asequibles es sencillo triunfar.

En esta segunda vuelta, cogimos una gran playa verde y empezamos a batirla, a los 20 minutos tuvimos dos picadas simultáneas bastante fuertes, que nos dieron alas, pero la captura no llegaba.

Poco a poco ya nos íbamos acercando al coche de vuelta y ya era cosa de unos 10 o 15 lances.

Después de todo el día convencido de sacar un buen pez, ocurrió.

El señuelo se paró en seco, y noté un extraño cabezazo y una potente carrera.

En seguida pensé: “¿no querías doblar la caña?, pues toma

 

 

Mi compañero se quedo helado también porque todo indicaba que íbamos a tener jaleo.

Después de un rato de potencia y de incertidumbre asoma una boca naranja y el piki clavado por un lado. Un carpón.

 

 

 

 

Conclusiones.

En todo momento pude controlar al pez y disfrute de la pelea.

Como la mayoría de las cañas de Shimano, la Scimitar es una caña dulce y con una acción muy progresiva. Siendo una caña de acción rápida, responde muy bien cuando la cosa se pone fea y reparte su acción de manera armónica, pero contundente. Es una caña fuerte y fiable.

 

 

 

 

El Aernos es un carrete ligerísimo y más pequeño que cualquier 2500 que haya probado.

El diseño de la bobina lo hace muy buen lanzador.

La manivela es muy fuerte y muy cómoda al ser de espuma. Y en realidad esto le hace ganar potencia y restarle peso frente a los carretes de doble manivela. Creo que este nuevo diseño es bastante acertado, aunque, claro está, hay que acostumbrarse. La empuñadura de la manivela cónica y de espuma es increíble, es comodísima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un buen equipo y muy polivalente.

 

 

Artículo realizado por: Tomás Pellicer Vázquez

 

 

 

 

 

2 Respuestas

  1. Barrax

    Saca un buen truchon como el los que aparecen en google si pones en imagenes truchon de infarto podras comprobar que los Peces no son quienes se resisten sino las manos que trabajan los señuelos no provocaron una reaccion imstintiva de un animal tan inteligente como una trucha espero que te gusten los enormes ejemplares de comun que con frecuencia y tecnica muy muy depurada consigo tocar desde mis 6 años me dedico sola y exclusivamente a la trucha comun lo cual no quiere decir que se me resistan otras especies como tambien se. Puede comprobar en imagenes en ese mismo apartado de google yo no vendo imagen demuestro mi tecnica con trofeos un saludo tomas y buena pesca.

    Responder
  2. Barrax

    Saca un buen truchon como los que aparecen en google. si pones en imagenes truchon de infarto podras comprobar que los Peces no son quienes se resisten sino las manos que trabajan los señuelos que que con especies tan inteligentes como la trucha y con tanta capacidad de distinción entre la realidad y un señuelo probocar una reaccion instintiva de un animal tan esquivo como una trucha no es cuestion de hoy no pican mañana no es el dia y pasado no se daban las condiciones es tecnica no palabras que excusan la falta de una captura de un precioso truchon el cual guardara siempre un hueco en nuestros recurdos espero que te gusten los enormes ejemplares de comun que con frecuencia y tecnica muy muy depurada consigo tocar desde mis 6 años sin excusas, me dedico sola y exclusivamente a la trucha comun lo cual no quiere decir que se me resistan otras especies como tambien se puede comprobar en otras imagenes en ese mismo apartado de google yo no vendo imagen demuestro mi tecnica con trofeos un saludo tomas y buena pesca. aun te queda mucho camino con las truchas. Suerte y ante todo sin muerte.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.