Que pasa, la ecosonda muestra gran cantidad de peces en la zona de fondo, se ven a 60 pies, a 100 pies, a 200 pies, pero nada de enganches, se ve una punta rocosa y en el agua cristalina un gran cardumen de peces, son esas condiciones que tiene la pesca en donde solo cabe reírse  con los amigos de la dificultad  que existe, ya lo decía un buen amigo que por eso se llama pescar y no capturar…

Los minutos pasan, las horas pasan,  el escenario es imponente la Isla al fondo a la distancia y la mar dibujando con sus ondulaciones etéreas imágenes de fantasía, de repente un pequeño pez brinda ese alivio a la espera y se engancha de un jig, es un green jack pequeño, es su tamaño el de una carnada más que como pez deportivo…

Pásame una cerveza,  el líquido frio al pasar por la garganta es un alivio al tenaz calor de estos mares tropicales…

Una secuencia de movimiento, el jig Butterfly se desliza en el agua generando erráticos movimientos sus anzuelos asistentes generan un baile dinámico,  arriba, abajo, arriba, abajo;  el artilugio es detenido fieramente y la caña Trevala se arquea en un ángulo agudo, definitivamente no es la piedra del fondo, no se ha capturado al Mundo, el carrete suena ante la potencia de carrera del gran pez hacia la zona de fondo,  ahora se dibuja una sonrisa que brilla como el sol en la cara…

Así es como los sueños del pescador llegan, el ser marino alcanza un nivel enorme de fuerza, son todos los músculos en tensión, la cuerda fluye inexorablemente, la música a los oídos es la alarma del carrete y más tensión, la técnica de palanca es un requisito para el pescador de caña y carrete, administrar las fuerzas para poder aplicarlas cuando la bestia lo permite, porque será que la sonrisa no se desdibuja con nada, el gozo es interno, la magia fluye por las venas, la vida es vida…

El combate es severo, lleva ya varios minutos, no hay tregua entre los dos seres, uno que medra sobre la faz de la tierra el otro amo y señor de los inmensos mares, son dos fuerzas que chocan mostrando un poderío inequívoco de lo que es la pesca,  aquí no se valen errores, no se valen excusas, se realiza lo que bien se ha aprendido y la consecuencia es la pesca…

SÍ LA CONSECUENCIA ES LA PESCA…

El pez un Almaco Jack…

 

CERCA DE LA ISLA

Escrito por: José Manuel López Pinto

Rapala VMC y Shimano Professional Staff

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.