La mar presentaba ese mágico encuentro de la vista con el azulado cielo azul, en un conjunto maravilloso de las aguas, el sonido del motor y la compañía de los amigos en una aventura de pesca en donde los sueños son mágicos, porque la pesca es así, no se sabe a ciencia cierta si desde los dominios de las profundidades oceánicas, los amos de estas acudirán a la cita de los señuelos o carnadas…

Los señuelos trabajando a perfección en la modalidad de curricán, en un largo recorrido pero el silencio de las alarmas de los mismos se convertían en una constante, la mirada fija en las aguas y la belleza escénica de un mar tropical, un ave marina volando alto como buscando en esa vasta inmensidad un pequeño pez con que alimentarse.

Aumenta un poco la velocidad le he solicitado a mí amigo Rodolfo Chacón, creo que un poco más de acción de los señuelos podría alterar esa quietud del día. La corriente se marca entre las islas, el sol ilumina majestuoso y una caña tiene un pequeño impulso hacia adelante, pero nada más ocurre, tal vez un pequeño pez o quizás, bueno ya es algo amigos.

La Picoy así se llama la embarcación, surca las aguas, un acercamiento a la zona de rocas, el paso es muy cercano, se observan los bordes agudos cercanos vistos desde el agua cristalina, siguen los segundos y el sonido es inconfundible se ha disparado la alarma de un carrete Shimano TLD, la línea sale a velocidad total, las sonrisas del grupo son unísonas y de repente se dice que buena piedra has pegado.

La caña es levantada y se realiza la acción de enganche, sin importar los comentarios, la línea sigue saliendo definitivamente, Y LA ROCA SE MOVIÓ…

Por José Manuel López Pinto
Rapala VMC y Shimano Professional Staff

2 Respuestas

  1. Jhon Fredy Herrera Arias

    Mi buen amigo Jose Manuel Lopez pinto siempre deleitandonos con sus excelentes escritos y capturas.
    Gracias amigo mio maestro de maestros por transportarme por un momento a ese magico dia en el que lograstes esta extraordinaria captura sin duda ” La ROCA SE MOVIO”

    Responder
  2. JAIME MATARRITA

    amigo eso lo vivi y fue mi primera experiecia y de igual forma la piedra se movio

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.