Plastic bottles and garbage on the bank of a river Madrid, 16 may (EFE).- Cien mil voluntarios han limpiado la basura y los escombros depositados en las ribera de los ríos españoles desde el año 2007, ha destacado el secretario de Estado de Agua del Ministerio de Medio Ambiente, Josep Puxeu, durante la inauguración del Programa de Voluntariado en Ríos 2011.

Puxeu, ha añadido, que este dato pone de manifiesto la “sensibilización” de los voluntarios sobre los valores ambientales de los ecosistemas fluviales y sobre el entorno natural.

Es un “gran esfuerzo” el que han realizado estas personas, ya que durante el pasado año 28.000 voluntarios contribuyeron la limpieza de los ríos.

Durante el acto, Puxeu ha hecho un señalado recuerdo “al excelente trabajo” de los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Segura quienes, tras el terremoto del pasado miércoles en Lorca (Murcia), realizaron “esa misma tarde” una inspección de las infraestructuras que podían haber sufrido daños.

El programa de Voluntariado en Ríos 2011 tiene como finalidad aumentar la participación social en la conservación y mejora del estado ecológico de los ríos en las cuencas hidrográficas gestionadas por el Ministerio de Medio Ambiente a través de las Confederaciones Hidrográficas.

Para el secretario de Agua, los voluntarios “fomentan” el sentimiento de responsabilidad compartida sobre el entorno natural, además de generar conciencia sobre la capacidad de intervención en los problemas ambientales.

Sensibilizar sobre los valores ambientales de los ecosistemas fluviales, conservar y mejorar el patrimonio natural y cultural de los ríos y promover la participación ciudadana a través de grupos y entidades, forman parte de las tareas del voluntariado para el diagnóstico de los sistemas fluviales.

La labor de limpieza de ecosistemas acuáticos, con la colaboración de voluntarios, comenzó en el año 2003, de la mano de la Fundación Rapala.

Desde esa fecha, cientos de toneladas de basuras que dormían en estos ecosistemas, fueron retiradas sistemáticamente de los mismos, mucha de esta basura fue retirada por niños de los colegios aledaños a estos, ríos, embalses y costas. Este es sin duda el mayor logro que se puede concebir, la sensibilización de esos niños, que en el futuro inmediato serán sin duda la fuerza y el vigor de nuestra sociedad.

Nos alegra muchísimo, que los humildes pasos dados por la Fundación Rapala, hayan tenido sin duda repercusión en la sensibilización de las Administraciones y de las personas en general hacia nuestras maltrechas aguas.

Como reza un dicho popular, para correr, primero hay que aprender a andar. Esperemos que esos primeros pasos se conviertan en un alegre caminar hacia el cariño y la comprensión de nuestra naturaleza.

Fuente: Agencia EFE

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.