River Liffey La falta de tratamiento de las aguas residuales en los países emergentes ha contribuido a la contaminación de los recursos hídricos subterráneos y superficiales.

De hecho, se calcula que cada día llegan dos millones de toneladas de desperdicios a los ríos del mundo.

Según datos del programa “Aguas y Ciudades” de Naciones Unidas, alrededor de 800 millones de personas residen cerca de ríos contaminados, muchos de ellos en infraviviendas, sin servicios básicos ni saneamiento adecuados, expuestos a altos índices de contaminación por productos químicos y riesgo de enfermedades contagiosas.

Vía: El Mundo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.