En unas pocas semanas arrancará el desvede de la trucha en muchas de nuestras Comunidades Autónomas.

Preparar y revisar todos nuestros materiales con antelación es lo más conveniente y recomendable.

Cañas, carretes, líneas, señuelos, vadeadores o botas, chalecos de pesca y vestimenta, es todo lo que tendremos que poner a punto para no tener desagradables sorpresas en ese día tan esperado de la apertura de la trucha, que por lo general se desarrollará en nuestro apartado río favorito elegido.

Verificar que todos los mecanismos de nuestros carretes funcionen perfectamente y en particular el pick up, el rodillo del guía hilos, el freno y el anti retroceso.

Verificar también meticulosamente los elementos de nuestras cañas, sujeción del porta carretes, casquillos de enchufe y anillas fundamentalmente.

Todos los señuelos que vayamos a utilizar tendrán que tener sus anzuelos afilados y sin restos de suciedad y óxido, sustituyendo los que estén en mal estado.

Las cajas de señuelos deberemos tenerlas limpias y ordenadas, para no perder un valioso tiempo durante la acción de pesca, también su colocación estratégica en el chaleco o en el cesto de pesca, propiciará una jornada más placentera.

No deberemos dejar de revisar las líneas de nuestros carretes y aparejos. En realidad es lo único que nos unirá a una gran trucha y permitirá la captura con éxito de la misma sin contratiempos. Sustituir las líneas tras una temporada de uso es una de las recomendaciones más importantes que se puede hacer antes de comenzar un desvede.

Por último comprobar  vadeadores o botas, verificando que no filtren agua y que sus suelas estén en buen estado, para no tener desagradables o peligrosos resbalones.

Ahora solo nos queda soñar un poco con ese mágico día.

Normark

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.