Investigadores en Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV) y de otros centros universitarios y de investigación españoles analizan en la actualidad las aguas, los fondos marinos y la biodiversidad en el Golfo de Valencia, a bordo del buque oceanográfico “Odón de Buen” del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que partió la semana pasada desde el puerto de Valencia.

La campaña, que estudia la plataforma continental valenciana, comprendida entre las latitudes de Sagunt y Dénia, se desarrollará hasta el próximo día 19 de junio.

La investigación se enmarca dentro del proyecto de I+D “Dinámica Sedimentaria reciente en el golfo de Valencia: Factores que controlan la Interacción entre la Plataforma Interna y el Litoral“, dirigido por el profesor Javier Alcántara, del Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR), de la Universidad Católica de Valencia.

Durante los días que se desarrolle la campaña, los investigadores recorrerán el Golfo de Valencia a bordo del buque oceanográfico ‘Odón de Buen’, que “servirá como instalación tecnológica marina desde la que realizar los muestreos en la columna de agua, así como la toma de muestras de sedimentos del fondo marino”, según ha detallado Alcántara.

De esta forma, se realizarán estudios para determinar las características físico-químicas de las masas de agua “a través de más de 50 estaciones oceanográficas, donde se medirán perfiles verticales de temperatura y salinidad en la columna de agua, desde la superficie del mar hasta el contacto con el lecho marino”, ha precisado.

Los estudios físico-químicos concluirán con la realización de 12 estaciones oceanográficas a lo largo del canal de Ibiza, entre los puertos de Gandía y San Antonio, en Ibiza, descendiendo los equipos de medición hasta la proximidad del fondo, en algunas estaciones 800 metros de profundidad.

Igualmente, el proyecto prevé una fase de toma de muestras del fondo marino, con sondeos de hasta dos metros de longitud, que serán analizados centímetro a centímetro “para identificar las variaciones en la granulometría y en el contenido en caparazones de foraminíferos, protozoos unicelulares muy sensibles a los cambios en la temperatura y salinidad del agua de mar, así como a la turbidez que causan los aportes fluviales, y otros factores ambientales”, ha expuesto este investigador.

En esta parte de la investigación participan miembros de la línea de biología marina del IMEDMAR y se tomarán muestras superficiales para analizar el contenido en fauna bentónica de la plataforma continental valenciana y “contribuir así a evaluar su biodiversidad y estado ecológico”.

José Tena, decano de la Facultad de Ciencias Experimentales, ha señalado que esta parte de la investigación contribuirá a “completar el catálogo de fauna marina en áreas todavía muy poco exploradas de nuestra costa”. De forma especial, se centrarán en el estudio de los anélidos poliquetos (gusanos marinos), “bioindicadores de la calidad de nuestros fondos”.

El equipo científico participante en la campaña está formado por investigadores del proyecto pertenecientes a la Universidad Rey Juan Carlos, la Universidad de Oviedo, la empresa colaboradora Esgemar y la propia Universidad Católica de Valencia, que aporta un grupo de profesores y doctorandos. Además, en esta ocasión, científicos del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, Islas Baleares) y del propio IEO participarán también en la campaña.
Fuente: elperiodic.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.