La asamblea de la Asociación de Ribereños del Tormes (Artya) ha manifestado su preocupación por el estado del río y, en general, por la futura Ley de Pesca, a la que han enviado una serie de propuestas, entre las que destaca que la pesca sin muerte no puede ser el eje de la nueva normativa.

“Nos preocupa mucho que en las declaraciones solamente hablen de la importancia de la pesca sin muerte como única solución a todos los males de los ríos de nuestra región”, ha dicho David Gutiérrez, presidente de la asociación.

“Discrepamos con el presidente de la Federación de Pesca de Castilla y León cuando dice que el estado de las aguas es de 8 sobre 10 cuando la situación de nuestros ríos en muchos tramos es preocupante, y se ve reflejado en las disminuciones notables de población de truchas”.

El Tormes esta temporada “ha sido bastante preocupante, y continuamos viendo obras de ingeniería inútiles, pasos infranqueables, y perdida de frezaderos (zonas aptas para la puesta de huevos) naturales, entre otros males del río”. “Lo llevamos reivindicando desde hace años y nuestra suplica siempre cae en saco roto”, lamenta.

Aportaciones a la ley

La asamblea debatió sobre la futura ley de pesca, que había sido abordada en el encuentro mantenido por el presidente de la federación regional y el consejero de Fomento y Medio Ambiente para redactar el texto de la normativa, que será una realidad el próximo año.
Acordaron por unanimidad redactar un documento de aportaciones “centrado en la mejora del medio físico y biológico, corrección de alteraciones detectadas por los ribereños en su labor de custodia del territorio, y de los ecosistemas fluviales del medio rural en el que habitan”.

Quieren dotar de mayor peso a las posibilidades turístico-piscícolas “como motor de generación de empleo en el medio rural”, a la vez que defender “las artes tradicionales de pesca para mantener al aficionado de edad avanzada, y a la vez potenciar la afición entre los más jóvenes”.

La asociación también ha manifestado su opinión sobre la pesca sin muerte, lo que ha sido motivo de controversia entre los aficionados. Subrayan que “siempre han defendido, respetado y practicado la pesca sin muerte”, si bien mantienen que “no es la solución única a la situación de las poblaciones piscícolas de la Comunidad autónoma, ni tampoco el cimiento principal sobre el que debe pivotar la futura ley de pesca”.

Fuente: Avila digital

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.